Día #2

*Lectura: 3 minutos.

¡Las 4 capas de la toxicidad!

Antes de hacer esta guía y desarrollar nuestros productos desintoxicantes y revitalizantes, a través de los años como médicos, notamos una tendencia preocupante:

Muchos pacientes estaban desequilibrados física, mental y emocionalmente.

Los síntomas como sobrepeso, inflamación, cansancio, gripe, problemas estomacales, depresión, ansiedad, mal humor, entre otros, eran muy comunes; Y al final nos preguntamos si todo se debía a las toxinas ambientales.

Todos en el planeta hoy en día están infectados con cientos de productos químicos tóxicos que solo surgieron durante los últimos 100 años

Pero para comprender realmente cómo nos dañan estas toxinas, es útil considerar los cuatro entornos (o capas) diferentes con los que tu cuerpo entra en contacto todos los días.

La primera capa es la defensa natural de nuestro cuerpo: Nuestra piel.

Image skin texture
Nuestra piel, la primera capa

Las toxinas que ingresan a través de esta capa incluyen productos químicos en cosméticos y artículos de tocador, como el aluminio que se encuentra en muchos desodorantes.

Cuando frotamos productos químicos en nuestra piel, ¡Dejamos entrar a muchas toxinas en nuestro torrente sanguíneo a través de los poros diseñados para mantenerlas fuera!

Nuestra segunda capa es nuestra ropa.

stock closet 1920
Nuestra ropa, la segunda capa

Está a menudo contiene tintes, perfumes y residuos de productos químicos de limpieza. Las telas se tratan más con pesticidas que nuestros alimentos. De hecho, el 25% de los pesticidas del mundo se usan en el algodón.

No solo eso; El “percloroetileno” es un ingrediente común en la limpieza en seco, que se ha encontrado que causa daño hepático, renal y neurológico.

Nuestra tercera capa es nuestro entorno interior, incluido nuestro lugar de trabajo y hogar.

home adulto
Nuestro entorno interior (hogar), la tercera capa

Ahora, puedes pensar que tu espacio interior es más limpio que el exterior, pero la “Agencia de Protección Ambiental” en EEUU, menciona y comprueba lo contrario debido a las emisiones tóxicas de la pintura de nuestra casa, los materiales de aislamiento y nuestros muebles.

¿Alguna vez has notado el fuerte olor de una nueva cortina de baño? Es probable que sea del plástico PVC, que es uno de los productos más tóxicos en el mundo.

La cuarta y última capa es el entorno exterior.

6Iw3dLt8DPRFH8KbMG0YOqOluIM0LPzlHGQa3o105E4
El entorno exterior, la cuarta y última capa

Si bien es posible que salgas a tomar un poco de “aire fresco”, la investigación muestra que incluso unas pocas horas de exposición a la contaminación del aire pueden aumentar el riesgo de un ataque cardíaco.

Las líneas eléctricas, los teléfonos móviles y las computadoras emiten radiación que se ha relacionado con los mismos síntomas causados ​​por las toxinas químicas.

El día de mañana veremos como los alimentos que consumimos, en su mayoría, son los principales factores de nuestra toxicidad, nuestra falta de energía y nuestro sobrepeso. ¡Pero también veremos una gran solución a todo esto!

¡Quédate pendiente! Y no dejes de añadirnos a tus “contactos” para que los siguientes días lleguen correctamente a tu WhatsApp.

Equipo Detox México.